Tienda online de cómics y merchandising

El Hombre de Acero Comunista en Superman Hijo Rojo

El Hombre de Acero Comunista en Superman Hijo Rojo

Posted by on Ago 28, 2017 in Blog |

Superman Hijo Rojo

Superman siempre ha sido el más puro ejemplo de superhéroe. Un personaje que represente el bien más absoluto y con una fuerza tan descomunal que en muchas ocasiones poca emoción nos puede ofrecer a los fans, tanto en los cómics como en la gran pantalla, debido a su encasillamiento y rigidez.

Ahora bien…¿Qué pasa cuando cambiamos por completo el contexto en que se desarrolla el Hombre de Acero? Eso es justo lo que Mark Millar y Dave Johnson se proponen, y en buena parte consiguen, con “Superman: Hijo Rojo”. Un cómic en el que la nave kriptoniana que contiene al pequeño Superman, en lugar de estrellarse en una granja de un pueblecito de Kansas, lo hace en una de Ucrania durante la época en que Stalin regia con puño de hierro la Unión Soviética durante la Guerra Fría.

De entrada la perspectiva cambia. Los valores en que se criara el joven Kal-el cambian. Esto abre un abanico inmenso de posibilidades para un superhéroe que no ha dejado grandes títulos. Pero que también en muchas ocasiones nos ha suscitado poco interés.

Esta realidad alternativa resulta muy refrescante y atractiva para el lector. Por ello este es uno de esos cómics que fácilmente podemos leer del tirón. Aquellos de lo que siempre podemos leer una hoja más antes de irnos a la cama. Todo ello sin caer en el absurdo que han podido suponer otras obras en que se plantean mundos alternativos.

Debido a su nueva educación este Superman no defiende los valores que dan origen a la expresión “el sueño americano”. Sino que se enarbola como símbolo del movimiento obrero y de la paz y justicia social. Siempre en el más positivo sentido de ambos conceptos.

Él te está vigilando

Una de las cosas más positivas de este título es que siempre (o casi siempre) Superman ha compartido nuestros valores occidentales. No lo habíamos visto como una posible amenaza ya que “era de los buenos”. Sin embargo mola ver al hombre más poderoso del mundo en el bando contrario. Así como la desazón e incluso pánico que ello genera en la opinión pública estadounidense.

Otra de las cuestiones que más interés suscita este comic es como se desarrollan o cual es la motivación en este mundo completamente distinto de viejos conocidos de DC Comics. Así se nos presentan unos Batman, Lex Luthor, Wonder Woman, etc., cuyos roles también sufren un giro de 180º muy interesante.

Aunque el único punto negativo que se le podría sacar a este título es que, precisamente en esa nueva visión en la que los yankees viven atemorizados por el inmenso poder que el kriptoniano pone al servicio del telón de acero, se echa de menos la ausencia de un Superman mucho más stalinista, que verdaderamente supusiera una amenaza para el mundo.

En resumen y con la mano en el corazón, creo que nos encontramos ante uno de los mejores trabajos de Mark Millar. Quien entiende de principio a fin, incluso a los que no son grandes fans del Hombre de Acero.